La Veladura

La Veladura

alejandrodj_monocromaticoLa veladura es como una “aguada” con muy poco (casi ninguno) color. Esta se aplica sobre una pintura completamente seca. Y actúa como si fuese una transparencia o película de un color determinado. El color de esta transparencia influencia en mayor o menor grado a todos los colores ya secos. Es imposible obtener el efecto sutil de una veladura mezclando los colores directamente. Algunos artistas utilizan la veladura para unificar o armonizar los colores de una pintura cuyos colores chocan demasiado.

Para no arriesgarte debes practicar primero sobre una pintura sin importancia para que obtengas experiencia. Para hacer esta pintura sin importancia toma primero varios pedazos pequeños de canvas o canvas board. Píntale varios colores fríos y cálidos de un grueso “normal”. Déjalos que sequen completamente por varios días. Sobre tu paleta puedes derramar unas cuantas gotas del medio. Puedes comenzar con partes iguales de trementina y aceite de linasa. Yo uso una parte “stand oil” y 4 partes trementina pues me gusta el medio un poco grueso en aceite. Lo importante es que sea una “aguada” aceitosa con cierta viscosidad. Luego pones a un lado del medio un poquito (casi nada) de un color, los colores cadmios amarillo, naranja y rojo son excelentes pero puede ser un azul, verde o violeta. Lo importante es que sea poca cosa. Moja primero todo el pincel con el medio. Luego toca el color delicadamente con la punta del pincel recogiendo casi nada del color. Mezcla este color con el resto del medio batiendo el pincel hasta que la “aguada” adquiera un poquito el color. Puedes ir experimentando con diferentes cantidades diminutas del color y aplicando sobre las pinturas sin importancia hasta que obtengas el efecto deseado. Si te excedes con el color es posible que puedas removerlo con un trapo sin dañar la pintura. Es cuestión de cantidad del color. Acuérdate que al aplicar la veladura en realidad no estás pintando sino cubriendo delicadamente la superficie con una “aguada” transparente.
Suerte,
Alejandro