La Fotografía como Referencia

La Fotografía como Referencia

Explíqueme por favor, cuál es el determinante principal que produce ese efecto que se puede adivinar que la pintura fue de una foto y no de la realidad. ¿Será acaso que la foto, al ser un plano bidimensional, hace que se pierdan aspectos importantes de la tridimensionalidad en función de la luz?

.

cameraEstimada Estudiante:

Es una excelente pregunta y usted está en el camino correcto hacia la respuesta. La información disponible en una fotografía es de segunda mano y con demasiadas limitaciones. Lo que puede “ver” una cámara y reproducir sobre una superficie en realidad es algo muy elemental cuando se le compara con lo que nuestros ojos pueden ver.

La cámara fotográfica es un simple juguete cuando se compara con lo poderoso que son nuestros ojos y las sutilezas de lo que ellos logran ver. Lo que “ve” la cámara cuando se oprime el obsturador siempre es un compromiso o ajuste fugaz entre los extremos de tonos (valores) y colores. La abertura del diafragma se fija en el preciso momento en que se oprime el obsturador. La consecuencia de esto es que no importa la velocidad del obsturador, no se pueden captar los detalles en las áreas con los tonos más oscuros y al mismo tiempo captar los detalles en las áreas con los tonos más claros. El fotógrafo profesional intenta solucionar este problema con un número de lámparas de diferentes luces pero el producto final nunca se acerca a la viveza con que los ojos del artista captan la realidad.

Cuando el artista observa con detenimiento, esta viveza encuentra el camino hacia una pintura de calidad más fácilmente que si estuviese observando una foto. Además, la cámara tiene una visión monocular mientras que los humanos tenemos dos ojos y por eso tenemos una visión binocular. Este hecho nos ofrece muchísima ventaja sobre la cámara fotográfica para ver la tridimensionalidad de la realidad. En este sentido usted está correcta al decir “que la foto, al ser un plano bidimensional, hace que se pierdan aspectos importantes de la tridimensionalidad en función de la luz”. Debo añadir que dependiendo del tipo de lente que use el fotógrafo y la distancia desde la cámara hasta el modelo, paisaje, etc., las cámaras fotográficas siempre en mayor o menor grado distorsionan la imagen de la realidad.

Para propósitos prácticos de las personas que no son artistas al identificar las imágenes de una foto, ésta es adecuada. Pero para utilizarla como fuente para realizar una pintura de calidad esta resulta muy deficiente. Claro el artista a través de la observación constante de la realidad se ha educado para ver todo tipo de sutilezas que la cámara no puede captar en su totalidad. Cuando el artista posee bastante experiencia pintando de la realidad, este sabe inventar y añadir para producir una pintura de calidad de una fotografía. El artista con mucha experiencia pintando de la realidad al tomar como referencia una foto puede “llenar” los “vacíos” que deja la fotografía. No solamente esto sino que el artista con mucha experiencia ha aprendido la manera en que se comportan los colores, los contornos, las texturas, y los tonos (valores) en la realidad y con este conocimiento “realza” aquellos aspectos en los que está interesado. La cámara al ser algo mecánico no discrimina y le imparte la misma importancia a todos los aspectos de la imágen.

Una pintura es una expression, no de un momento fugaz sino de un tiempo dado que el artista estuvo observando y pintando diferentes cambios para seleccionar de estos aquellos que el artista piense que se acomodan a la composición total de su obra. En este sentido una imagen estática de una fotografía no le ofrecen mucho al artista de donde escoger. Debo añadir que es mucho más divertido e interesante pintar de la realidad que pintar de una fotografía.

Cordialmente,

Alejandro